FicciA?n y realidad del BatallA?n de San Patricio

Laura Herrera Serna -Ai??Biblioteca Nacional de AntropologAi??a e Historia.

En revistaAi??BiCentenario. El ayer y hoy de MAi??xico, nA?m. 2.Sin tAi??tulo

MAi??xico entrA? en el catA?logo de los paAi??ses independientes en 1821, pero le esperaba un difAi??cil camino que recorrer para consolidarse como naciA?n. Si la lucha interna por el poder, que se expresA? en numerosos levantamientos militaristas, fue un factor que frenA? su desarrollo, las intervenciones extranjeras agravaron la condiciA?n de la repA?blica: primero EspaAi??a, que pretendiA? recuperar su antigua colonia en 1829, luego Francia en 1838-1839 en su intento de imponer un tratado de comercio y, finalmente, Estados Unidos que entablA? una guerra contra MAi??xico entre 1846 y 1848 con el objetivo de apoderarse de mA?s de la mitad de su territorio, situado al norte del rAi??o Bravo, mismo que se concretA? finalmente en el tratado de Guadalupe Hidalgo.

De aquella guerra de conquista, despuAi??s de la gesta heroica de los ai???NiAi??os HAi??roes de Chapultepecai???, el tema del ai???BatallA?n de San Patricioai??? es uno de los pocos episodios memorables. Lo demA?s, fue sA?lo una lista de derrotas militares, de ahAi?? que esta historia, voluntaria o involuntariamente, haya pretendido guardarla en el baA?l del olvido, por dolorosa.

La acciA?n de los irlandeses de desertar del ejAi??rcito estadounidense para luchar junto con los mexicanos en defensa de su soberanAi??a territorial despertA? desde luego la simpatAi??a local y, con el paso del tiempo, en el imaginario colectivo quedA? la impronta de tan romA?ntica actitud: cambiar de bando por identificarse con un puebloai??i??

[...]

Para leer el artAi??culo completo,Ai??suscrAi??base a la Revista BiCentenario.