Archivo de la etiqueta: Movimiento Universitario de Renovadora Orientación

Un muro contra el movimiento estudiantil

Mario Virgilio Santiago Jiménez
Facultad de Filosofía y Letras, unam
Proyecto papiit IA401618

En revista BiCentenario. El ayer y hoy de México, núm.  42

Las experiencias de organizaciones anticomunistas católicas y conservadoras de Guadalajara y Puebla se trasladaron en los años sesenta a la Ciudad de México para hacer un combate ideológico desde las mismas aulas. Detrás del Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (muro) operaban tecos y yunquistas, herederos de la militancia secreta católica nacida a principios del siglo veinte.

image277

El miércoles 26 de julio de 1961 un grupo de estudiantes católicos interrumpió con gritos y consignas anticomunistas un evento que se realizaba en la Escuela de Economía de la UNAM para celebrar el triunfo de la revolución cubana. Los ánimos se caldearon y llegaron hasta los golpes. Como resultado, Luis Felipe Coello Macías y Guillermo Vélez Pelayo, que eran los líderes del grupo católico, fueron expulsados.

A partir de ese momento, Coello y Vélez encabezaron una campaña al interior de la universidad para denunciar el acto como una arbitrariedad y acusar a las autoridades educativas de estar aliadas con los “rojos”. Así nació el Comité General Pro Defensa de la Libertad de Cátedra y Expresión Universitaria que aglutinó a diversos estudiantes y profesores en esta “cruzada” para reinstaurar a los jóvenes expulsados. El llamado tuvo eco muy rápido entre agrupaciones políticas anticomunistas que operaban fuera de la universidad como el Partido Nacional Anticomunista y el Instituto de Investigaciones Sociales y Económicas A.C. fundado por el empresario Agustín Navarro Vázquez, así como entre columnistas de distintos diarios de circulación nacional, generando una creciente presión sobre el rector Ignacio Chávez, quien decidió declinar la expulsión y dejarla en una mera suspensión.

Tras el éxito, los jóvenes católicos movilizados disolvieron el Comité y se presentaron públicamente en marzo de 1962 como el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), agrupación que tenía por objetivos “combatir la intromisión comunista en la UNAM, coadyuvar a la dignificación del ambiente universitario y defender los valores trascendentales de nuestra máxima casa de estudios”. Además, se mantendría en contacto con organizaciones similares de otras instituciones educativas para lograr sus fines, como el Frente Universitario Anticomunista (FUA) de Puebla, fundado desde 1955, y con quien se rumoraba que tenía cierto parentesco.

Lo cierto es que ni el muro ni el FUA surgieron espontáneamente, sino que formaron parte de un plan de expansión ideado y ejecutado por dos agrupaciones católicas secretas llamadas Tecos, creada a mediados de los años treinta en Guadalajara, y El Yunque, fundada en Puebla en 1953. La organización tapatía acumuló experiencia y se la transmitió a su versión poblana, por eso ambas estaban conformadas por una matriz secreta cubierta por diversas caras públicas que servían para operar políticamente en los ambientes estudiantiles, así como para establecer contactos con otros actores que simpatizaran con su agenda y, sobre todo, para reclutar a nuevos militantes. Más aún, ambas agrupaciones siguen existiendo.

[…]
Para leer el cuento completo, consulte la revista BiCentenario.