Editorial #18

Con el mismo entusiasmo de siempre hemos preparado un nuevo e interesante nA?mero de laAi??revista para nuestros lectores. Las historias que contienen sus pA?ginas recorren diferentes tiempos, escenarios y personajes de MAi??xico entre los siglos XIX y XX. EstA?n dedicadas a revelarnos temas que seguramente harA?n la delicia de quienes las hojeen y lean.

El propA?sito que nos guAi??a es seguir presentando una visiA?n histA?rica nueva, con distintos asuntos; A?gil y emocionante, que lleve a nuestros lectores a disfrutar la historia, a mirarla con interAi??s, a conocer con otras miradas a personajes y pasajes de nuestro pasado o a descubrir lo que no se habAi??a contemplado como parte de Ai??l. AdemA?s, nos esforzamos por incorporar imA?genes novedosas que complementen los textos; ilustraciones en blanco y negro o a color que puedan dar idea del ayer, de los personajes y la gente comA?n, de los sitios, de los objetos o de las representaciones que refieren los textos.

En este nA?mero, recorreremos el espacio geogrA?fico a travAi??s de asuntos varios que nos mostrarA?n una visiA?n novedosa de la historia de MAi??xico. Nuestra primera estaciA?n es la Ciudad de MAi??xico. Algunos de los proyectos para transformar la urbe nos revelarA?n al emperador ocupado en engrandecer a la ciudad. Los cambios dispuestos por Maximiliano nos permitirA?n entender el sentido que para Ai??l cobrarAi??a la capital del imperio. Nos acercaremos tambiAi??n al ZA?calo en los siglos XIX y XX y nos entretendremos con el sonido y el quehacer cotidiano de numerosos personajes que siguen dando vida a la ciudad con sus pregones y con sus oficios necesarios para la vida diaria.

Iremos a Catemaco, ese mA?gico lugar en los Tuxtlas, en donde se desarrollarAi??an las intencionesAi??tecnolA?gicas de un ingeniero francAi??s que las autoridades y los habitantes lograron detener. NosAi??trasladaremos al otro extremo de la costa, en el PacAi??fico para conocer el desarrollo de la siderA?rgica LA?zaro CA?rdenas, entre los palmares de la costa de MichoacA?n.

La guerra insurgente estarA? presente a travAi??s de un peninsular, JosAi?? MarAi??a Fagoaga, ai???adicto a las ideas liberales y hombre de bienai???, que para los realistas se convirtiA? en el ai???americano mA?s insurgenteai???, y por medio de dos testimonios sobre el sitio de Cuautla que nos harA?n ver el episodio a travAi??s de la percepciA?n y las posturas opuestas de los autores.

La RevoluciA?n se ocuparA? de Villa en la cA?rcel, un episodio poco conocido que nos habla del hAi??roe. Las portadas de la revista Siempre! nos darA?n la pauta para mirar la gesta revolucionaria desde la visiA?n de los aAi??os 1960-1985, cuando ya institucionalizada los dibujantes hicieron de ella un caballito de batalla.

Las relaciones diplomA?ticas nos mostrarA?n sus diversos A?ngulos. El del embajador italiano enAi??MAi??xico, Luis Joannini Ceva, quien tuvo un funesto desenlace al combinar la polAi??tica y el juego. En tanto que el del ministro plenipotenciario Gilberto Bosques nos permitirA? visualizar el A?mbito diplomA?tico desde la defensa de la paz y los derechos humanos.

La actuaciA?n de Yaqui Joe en Texas nos adentrarA? en la xenofobia y nos llevarA? de la mano paraAi??conocer los escenarios en los que se desarrollA? la lucha libre en MAi??xico. Y un entretenido cuento nos permitirA? conocer al amor de Silvestre Revueltas, en medio del ocAi??ano AtlA?ntico.

Son artAi??culos varios que construyen una mirada del ayer desde distintos enfoques, que rehacen una parte del rompecabezas que constituye nuestro pasado. Sirvan estas pA?ginas para recorrer la historia de MAi??xico de manera amena y para conocer la riqueza de nuestro ayer.

Laura SuA?rez de la Torre
Instituto Mora