1975: EL AAi??O EN QUE CHICAGO VINO A MAi??XICO

Leonides Afendefulis GarcAi??a / IPN
Revista BiCentenario #8
Chicago B-8
El campeonato mundial de futbol celebrado en 1970 dio un respiro al gobierno mexicaAi??no, interesado en tener en calma a la juventud y en distraer a la poblaciA?n que aA?n tenAi??a fresca en la memoria la masacre de TlaAi??telolco de 1968. Y que el 2 de octubre no se olvida quedaAi??ba mA?s que claro al escuchar a la mayorAi??a de las bandas nacionales de rock, que deAi??jaron de interpretar cancioAi??nes de grupos extranjeros y comenzaron a componer sus propias canciones en espaAi??ol y a comunicar mensajes mA?s afines a las nuevas generaAi??ciones y la realidad del paAi??s. Asimismo, la oposiciA?n seguAi??a y provocaba probleAi??mas. El movimiento gueAi??rrillero avanzaba con Lucio CabaAi??as, Genaro VA?zquez y la Liga 23 de Septiembre parecAi??a extenderse. Los estuAi??diantes tampoco se conservaAi??ban tranquilos. El presidente Luis EcheverrAi??a, quien como secretario de GobernaAi??ciA?n habAi??a sido corresponsable de los sucesos del 68, no se detuvo para hacer sentir su mano dura el 10 de junio de 1971. Ese dAi??a, llamado tambiAi??n Jueves de Corpus, el grupo paramilitar conocido como ai???Los Halconesai???, que se hallaba al servicio del DepartaAi??mento del Distrito Federal, reprimiA? brutalmente una marcha de protesAi??ta en los alrededores de la Escuela Normal de Maestros, llevando a cabo otra matanza. Ai??Con el A?nimo de congraciarse con la juAi??ventud nacional, CarAi??los Hank GonzA?lez, entonces gobernador del estado de MAi??xico, autorizA? a Luis de LlaAi??no, Eduardo LA?pez NeAi??grete y otros jA?venes de familias adineradas para que organizaran un Festival Rock y Ruedas en AvA?nAi??daro, el cual se celebrarAi??a los siguientes 12 y 13 de octubre. El programa era que durante todo un dAi??a y toda una noche se presentaran grupos de rock y que la jornada musical terminara con una carrera de autos. Hank GonzA?lez hacAi??a su juego, consideAi??rando que no tenAi??a nada que perder, pues, si las cosas marchaban bien, sus aspiraciones polAi??ticas se verAi??an fortalecidas y, en caso contrario, sabrAi??a como deslindarse de cualquier tipo de responsabilidad. El evento se llevA? a cabo con Ai??xito y tranAi??quilidad. Sin embargo, al otro dAi??a del evento, y con una actitud terriAi??blemente amarillista, la prensa se dio vuelo inventando desastres. Se reportaron, por ejemplo, cuatro muertos en el A?rea del concierto, cuando en realidad los fallecimientos acaecieAi??ron, uno a 20 kilA?metros, porque un desafortunado participante fue atropellado por un coche y el resto no habAi??an tenido nada que ver. Se publicA? tambiAi??n que hubo una bacanal de sexo y drogas, y que se atendieAi??ron 224 casos de sobredosis, cuando el hospital civil LA?Ai??pez Mateos de Valle de Bravo declarA? haber auxiliado sA?lo a 27 muchachos intoxicados con estupefacientes, a los que dio de alta a las pocas horas. Ai??El hecho era que el goAi??bierno, junto con el sector mA?s conservador de la socieAi??dad, se hallaban totalmente en contra de los llamados en la Ai??poca ai??? jipitecasai??? ai??i??verAi??siA?n nacional de los hippies estadunidensesai??i??, a los que tildaban de desaseaAi??dos y criticaban por su modo de vestir y su mA?siAi??ca. Surgieron asAi?? los ai???hoyos funkysai???, que eran siAi??tios marginales donde estos grupos podAi??an reunirse. Los mA?s emblemA?ticos en el DF fueron el salA?n Chicago en el barrio de Peralvillo y El HerradeAi??ro, por el rumbo de la colonia AgrAi??cola Oriental. Ai??visita de los Rolling Stones a la Ciudad de MAi??xico, permitiendo en cambio la actuaciA?n en el Auditorio Nacional de la entonces triunfante banda ChicaAi??go. Los sucesos en los tres conciertos, que Leonides AfAi??ndulis nos ofrece en lo que es un testimonio de un gran momento de su adolescencia y que ahora comparte generosamente con nosotros, sirvieron de termA?metro para medir el grado de alteraciA?n e insatisfacciA?n entre los jA?venes, por lo menos en la capital de la repA?blica. Con argumentos tramposos, como el de que la juventud nacional no estaba lista para ese tipo de espectA?culos, el gobierno los prohibiA? totalmente.
Boleto Chicago B-8

PARA LEER ESTE ARTICULO COMPLETO,Ai??SUSCRIBASE A BICENTENARIO.

7 pensamientos en “1975: EL AAi??O EN QUE CHICAGO VINO A MAi??XICO

  1. Pepeluxo

    Alguna vez fui al Salon Chicago, pero recuerdo que fue en 1970 a oir al Three Souls, Dug Dugs, Tinta Blanca, y otros poco conocidos. Años de mi loca adolescencia.

  2. Ruben Aguilar Mendoza

    18 años tenía cuándo la Super Banda Chicago se presentó en el auditorio nacional…..Los 7 magníficos dieron un enorme y gigantesco concierto que aún recuerdo claramente.
    Colocamos pantallas en el exterior para que las personas que no pudieron entrar puedan mirar y escuchar el concierto…dijeron por micrófono.
    Soy de los afortunados que consiguieron boletos para aquel Gran y Maravilloso Concierto con la Banda Original.!!!!!!!!

  3. Ruben Aguilar Mendoza

    1975……AÑO EN QUE SE PRESENTÓ LA SUPER BANDA CHICAGO…POR PRIMERA VEZ EN MÉXICO.!!!!! AUDITORIO NACIONAL.!!!!

  4. Roberto Vázquez T

    Pinches chorizos, dudo que realmente hayan ido estos cabrones, en primero el articulo esta muy lejos de ser cierto, ya que efectivamente fue un escándalo la visita de los 8, si 8, no 7 no mames, (ya estaba Laudio Soares de Oliveira en la percussion) y el escándalo se debió a que los vándalos que no pudieron entrar al Auditorio quemaron a las afueras de este un camión, en el interior la mota se hizo presente,yo tenia 12, no había organización, ya que se dejaron descolgar de arriba muchos cabrones, no tuve alternativa que acercarme al escenario, fueron 2 partes de poco mas de 1 hora cada uno, lo mejor que he visto en toda mi vida, tengo el concierto grabado en cassete, y para que no haya duda la primera cancion del concierto fue el cañon de Robert Lamm en la voz de esté y Peter Cetera, Any Way You Want. dejen de decir mamadas. Ah!…por cierto de donde chingados sacaste que había pantallas externas, en aquel tiempo ni se conocían (1975).
    Abur!

  5. Honorio Rodríguez

    Tienes razón Beto , también quemaron una caseta de vigilancia y madrearon a varios granaderos ,
    Adentro puro refuego ,pero adelante estaban los hijos de los políticos como siempre bien cuidaditos con un chingo de guardias ,
    Pero el concierto estuvo con madre

  6. Ernesto

    En ese año salí de la vocacional 10, recuerdo ese viernes, me fui con un amigo que iba en la prepa 9 , nos fuimos sin boleto para ver si nos podíamos colar , recuerdo que cerraron las puertas y ya había iniciado el concierto y un comandante de la policía nos dijo que nos darían oportunidad de entrar, pero que nos formáramos, de repente entro una camioneta ( Julia ) de la policía por el lado del casino militar y de repente los granaderos nos empezaron a lanzar piedras a todos aquellos jóvenes que estábamos fuera del auditorio pensando que nos iban a dejar entrar, se generalizo una desbandada, todos corrimos hacia donde se podía, mi amigo y yo nos fuimos caminando hacia el metro chapultepec.

  7. Ernesto

    El domingo el ultimo día de sus conciertos, me fui solo al auditorio haber que pasaba, tenia $500.00 que era lo del anillo de graduación de mi salida de la Vocacional, al llegar al auditorio y caminado por ahí, se me acercaron unos jóvenes que venían de Monterrey y me ofrecieron un boleto al costo, sin dudarlo acepte y pude entrar y disfrutar de ese concierto, adiós anillo de graduación, pero estuve en el concierto fui parte de la historia y me alcanzo para un par de zapatos y un pantalón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>