Madre sA?lo hay una

HAi??ctor Zarauz
Instituto Mora

En revista BiCentenario. El ayer y hoy de MAi??xico, nA?m. 35.

A partir de los aAi??os veinte del siglo pasado, y siguiendo una tradiciA?n estadunidense, se comenzA? a festejar a las mamA?s en MAi??xico. La festividad fue creciendo hasta transformarse, en la actualidad, en el dAi??a ai??i??despuAi??s de la navidadai??i??, que genera mayor movimiento comercial. Un dato significativo de la transformaciA?n de la presencia materna en el hogar es que en la actualidad un cuarto de ellas son las que lo sostienen econA?micamente.

Indigena_con_nino_1100x1540

MAi??xico es un paAi??s al que se considera particuAi??larmente festivo, en ello los motivos, direcciones y fines de las conmemoraciones son variadas. Para el mexicano la fiesta es una actividad que se desliza por distintos hA?bitats: el campo, los pueblos o la gran ciudad. Lo mismo transita por el camino de lo nacional que por la vereda de lo regional, teniendo diversas connotacioAi??nes: religiosa, cAi??vica, comercial o familiar, con manifestaciones enclavadas en la tradiciA?n o en la renovaciA?n constante, que van de lo anAi??tiguo a lo moderno, de lo sagrado a lo profano.Ai??Entre todos ellos, los festejos familiares tienen especial relevancia en la sociedad mexicana, probablemente porque en un paAi??s en el que las instituciones, los sistemas de protecciA?n social o la estabilidad econA?mica son frA?giles, la faAi??milia llena ese vacAi??o; de aquAi?? dimana, muchas veces, la seguridad emocional, la protecciA?n econA?mica y hasta el vAi??nculo laboral. De tal forma, prA?cticamente, todos los miembros de la llamada ai???gran familia mexicanaai???, tienen su celebraciA?n: DAi??a de la Madre, DAi??a del Padre, DAi??a del NiAi??o, DAi??a del Abuelo (o del adulto mayor) y hasta DAi??a del Compadre. AsAi??, nuesAi??tra sociedad festeja y exalta las cualidades de la que se considera su sustento.

La madre de las fiestas

Sin duda, el DAi??a de la Madre es el de mayor importancia de este circuito festivo debido a que la figura materna se ha constituido, hisAi??tA?ricamente, como el centro de la familia. La madre representa para el mexicano el puerto seguro de llegada, quien da consuelo y apoyo incondicional a los hijos, comprensiA?n y forAi??taleza al padre, quien cuida a los mayores. La madre es un dechado de virtudes y templanza, lo que la convierte en motivo de adoraciA?n quasi religiosa.

Su dimensiA?n crece aA?n mA?s en una soAi??ciedad en la que, durante mucho tiempo, la figura paterna fue considerada como ausente y en ocasiones inexistente. Ante ese escenaAi??rio el mexicano encontrA? refugio en la figura materna colocA?ndola en un pedestal. Ello explica la existencia de una de las fiestas mA?s populares en el calendario festivo nacional.

Madre_con_ninos_799x552

Su nacimiento

En general, se considera que el origen de esta festividad se encuentra en Estados Unidos donde hacia 1902 Ann MarAi??a Reeves, una enfermera de Filadelfia, decidiA? organizar el DAi??a de la Amistad de la Madre, con el objeAi??tivo de reconocer el trabajo de las enfermeras que habAi??an participado en la guerra civil. Al morir, el festejo fue continuado por su hija, Anna Jarvis, hasta que la idea cundiA? en varias poblaciones y estados de la UniA?n AmericaAi??na, instituyAi??ndose que el segundo domingo de mayo estuviera consagrado a las madres, tal y como sucede en la actualidad en ese y otros paAi??ses.

Sobre esa base, en MAi??xico, el periA?dico ExAi??cAi??lsior emprendiA? en 1922 una campaAi??a a favor del festejo, tratando de adaptarlo al contexto local. Desde un inicio se le dio una orientaAi??ciA?n conservadora ante ciertas ideas liberaAi??les, como la difusiA?n de la educaciA?n sexual y planificaciA?n familiar, que en algunos sectores sociales se trataban de impulsar, como secuela de la revoluciA?n y de la nueva ConstituciA?n polAi??tica (1917). En esta tarea, ExcAi??lsior contA? con el apoyo de tres instancias fundamentaAi??les: algunos sectores del gobierno, la Iglesia y el comercio. La SecretarAi??a de EducaciA?n PA?blica apoyA? la iniciativa al difundir la idea en las escuelas. La Iglesia catA?lica retomA? la idea con fervor, pues se trataba de apuntalar la idea de una familia convencional, asAi?? como la del papel tradicional de la mujer. Por su parte, el comercio organizado percibiA? el potencial econA?mico del festejo y lo apoyA? a travAi??s de varias salas cinematogrA?ficas.

ExcAi??lsior proyectA? perfectamente el ideal materno que gran parte de la sociedad mexiAi??cana querAi??a ver. AsAi?? apareciA? en sus pA?ginas una imagen de flores bajo la cual decAi??a ai???10 de mayo. El DAi??a de las Madresai???, ademA?s reproAi??ducAi??a imA?genes de varias madres en actitud contemplativa, de abnegaciA?n y sufrimiento. Como parte del festejo se pedAi??a que la gente portara claveles blancos, que evocaban la puAi??reza, en seAi??al de veneraciA?n. Asimismo, se sugerAi??a hacerles algA?n obsequio que iba desde los utensilios de cocina hasta relojes, perfumes, vestidos y demA?s.

Madre_e_hijas_television

[...]
Para leer el artAi??culo completo, consulte la revistaAi??BiCentenario.