Editorial #19

EDITORIAL

BiCentenario #19

Como parte de la diversidad de momentos y personajes de nuestro pasado que BiCentenario. El ayer y hoy de MAi??xico rescata para sus lectores en cada nA?mero, hoy rememoramos un capAi??tulo central de la historia de la RevoluciA?n mexicana: la Decena TrA?gica. A cien aAi??os de este episodio que dio paso a la lucha popular, recordamos a sus actores y escuchamos la voz de testigos de aquellos sucesos que culminaron con el asesinato del presidente Madero y del vicepresidente Pino SuA?rez y, por unos dAi??as, convirtieron en campo de batalla las principales calles de nuestra capital.

Tres secciones de este nA?mero tienen como telA?n de fondo los trA?gicos dAi??as de febrero de 1913 y retoman algunas escenas que nos remiten al principio y al final de aquel drama: en Desde ayer, presentamos el testimonio de un periodista que percibiA? el ambiente de conspiraciA?n y de traiciA?n que se respiraba entre la clase militar la vAi??spera del golpe, y reseAi??A? las primeras horas del ataque a Palacio Nacional, dando cuenta de la confusiA?n que se viviA? en el ZA?calo y del saldo de muertos que trajo consigo el tiroteo entre los sublevados y las fuerzas defensoras del gobierno. En la Entrevista le damos la palabra a Sara PAi??rez de Madero, quien a tres aAi??os de aquellos sucesos denunciA? con coraje y amargura la vergonzosa actuaciA?n del embajador estadunidense y su responsabilidad en la ejecuciA?n de su esposo. Rescatamos tambiAi??n la olvidada y controvertida figura de Pedro Lascurain, el presidente de los pocos minutos en el poder que fue blanco perfecto de las intrigas del embajador Lane Wilson e instrumento de Victoriano Huerta para concretar su maniobra polAi??tica, eliminar al presidente Madero y arrebatarle la presidencia.

Cambiamos de escenario y nos remontamos al siglo XIX mexicano para conocer, a travAi??s de un cuento, el lA?gubre y misterioso suceso que se registrA? en un rincA?n de Tlaxcala, el cual muestra desde entonces la fragilidad de los procedimientos judiciales para esclarecer un homicidio. En contraste, observamos el cielo surcado de vistosos y coloridos globos a travAi??s de la historia singular de las ascensiones aerostA?ticas, convertidas en una de las diversiones mA?s atractivas y populares del siglo. En Arte admiramos la perspectiva aAi??rea del Valle de MAi??xico plasmada en la pintura de JosAi?? MarAi??a Velasco. Y en esa misma Ai??poca descubrimos la fi gura de un diplomA?tico mexicano quien participA? en las cortes europeas en misiones secretas para encontrar un candidato al trono de MAi??xico. Por ser amigo predilecto de la pareja imperial francesa, formA? parte de la comitiva que ofreciA? la corona al archiduque Maximiliano de Habsburgo y se convirtiA? en su representante en ParAi??s.

A travAi??s de un breve recorrido histA?rico y haciendo a un lado los mitos y leyendas que han llegado hasta nuestros dAi??as, encontramos el origen y significado de la ceremonia del Grito de la independencia y la historia de nuestros sAi??mbolos patrios. Hablando de tradiciones, recordamos la fi esta de la Candelaria y vemos cA?mo se celebra en distintas partes de nuestro paAi??s. Nos asomamos tambiAi??n a las reminiscencias de las navidades del Campeche de los aAi??os cincuenta, que nos invitan a asistir a los festejos en ese bello rincA?n del sureste. Abordamos igualmente un tA?pico interesante para descubrir la marcada presencia cultural de MAi??xico en el sur de Estados Unidos, no sA?lo por la herencia que dejaron sus pobladores antes de que la guerra recorriera la
frontera entre los dos paAi??ses, sino como resultado del notable legado de los trabajadores mexicanos que a travAi??s de los aAi??os transmitieron costumbres y tradiciones, indumentaria, vocablos y hasta prA?cticas legales (conservadas, en su mayorAi??a, de su pasado colonial).

Y, por A?ltimo, en la secciA?n del MAi??xico de hoy, recomendamos la lectura de ai???MAi??xico y la esclavitud en el siglo XXIai???, artAi??culo que nos muestra un grave fenA?meno contemporA?neo que tambiAi??n aqueja a nuestro paAi??s: ai???la trata de personasai???. Su lectura nos convida a reflexionar sobre el papel que nos corresponde como sociedad para contribuir a su prevenciA?n y combate.

BiCentenario invita a sus lectores a recorrer en este nA?mero las diferentes facetas y los variados rostros de nuestro pasado y de nuestro presente y a disfrutar de las ilustraciones que los acompaAi??an.

GRAZIELLA ALTAMIRANO COZZI
INSTITUTO MORA