Archivo de la etiqueta: cardiologAi??a

Diego Rivera y los frescos del Instituto Nacional de CardiologAi??a

Ingrid S. BiviA?n -Ai??Instituto Mora

En revistaAi??BiCentenario. El ayer y hoy de MAi??xico, nA?m.Ai??15.

Ai??13

Sin la aportaciA?n de los hombres del ayer nada nos quedarAi??a a los de hoy, nada que no fuera la voluntad ciega y la razA?n perdida en la ignorancia.

Ai??Ignacio ChA?vez

 

Ai??Rivera, muralista

A pesar de que la obra de Diego Rivera incluye una notable variedad de estilos, entre los que podemos distinguir a grandes rasgos el clasicista, impresionista y cubista, su nombre, junto con los de David Alfaro Siqueiros y JosAi?? Clemente Orozco, es sinA?nimo del muralismo mexicano puesto que, tras su regreso a MAi??xico despuAi??s de una residencia de 14 aAi??os en Europa, la tA?nica de la producciA?n artAi??stica fue, hasta el dAi??a de su muerte, la pintura mural. De ella hizo, como Ai??l mismo refiriA?, su propia expresiA?n.

Diego tomA? de los pintores italianos del Renacimiento la tAi??cnica del fresco y en ella hizo confluir tanto sus ideas de lucha y reivindicaciA?n social como una estAi??tica muy propia en la que privilegiaba la sencillez de las formas, sin sacrificar por ello el realismo de lo representado; y una variedad de temas, aunque disAi??mbolos, siempre tendientes a plasmar grandes multitudes trabajadoras enfrascadas en sus faenas cotidianas, ya fuera en el campo o la ciudad, de las que hizo los hAi??roes mA?ximos de su obra plA?stica.

En poco mA?s de dos dAi??cadas, la incansable obra del muralista mexicano se extendiA? por numerosos edificios pA?blicos que albergaron desde entonces su interpretaciA?n de la historia patria y de la realidad social que viviA?. De esa Ai??poca destacan sus frescos en la Secretaria de EducaciA?n PA?blica,Ai??Chapingo y Palacio Nacional, y otros que realizA? en California, Detroit y Nueva York en Estados Unidos. Entre su producciA?n menos conocida de ese tiempo estA?n los dos frescos que pintA? para el Instituto Nacional de CardiologAi??a sobre la historia de esta especialidad (1943-1944).

25El Instituto Nacional de CardiologAi??a

La creaciA?n de los primeros servicios de especialidades mAi??dicas, cardiologAi??a y gastroenterologAi??a, en el Hospital General de la ciudad de MAi??xico en 1924, abriA? un parteaguas en la historia de la medicina nacional; con ellos se abrazA? institucionalmente la corriente de especializaciA?n que, desde el siglo anterior, se apuntalaba como la tendencia general que habrAi??a de seguir el desarrollo de la ciencia mAi??dica. El principal promotor de la especialidad en cardiologAi??a fue el doctor Ignacio ChA?vez SA?nchez, entonces joven galeno de 27 aAi??os, oriundo de MichoacA?n, de mente inquieta y voluntad fAi??rrea, que a lo largo de su vida no habrAi??a de conocer descanso en su afA?n de guiar a sus colegas hacia la excelencia de su profesiA?n, ya fuera como docente o a la cabeza de algunaAi??instituciA?n o asociaciA?n mAi??dica. Veinte aAi??os despuAi??s de que se abriera el servicio de cardiologAi??a, en 1944, Ignacio ChA?vez verAi??a concretado uno de sus proyectos mA?s caros: el Instituto Nacional de CardiologAi??a, primero en su tipo en todo el mundo. Su establecimiento formA? parte del magno programa de construcciA?n de hospitales que dirigiA? el doctor Gustavo Baz desde la Secretaria de Asistencia PA?blica; Ai??ste tambiAi??n incluyA? la construcciA?n del Centro MAi??dico Nacional, el Hospital Infantil y el de Enfermedades de la NutriciA?n, asAi?? como el Instituto Nacional de CardiologAi??a. El proyecto arquitectA?nico del Instituto corriA? a cargo de JosAi?? VillagrA?n GarcAi??a, a quien se debe en buena parte la modernizaciA?n de la arquitectura nosocomial en MAi??xico.

[...]

Para leer el artAi??culo completo,Ai??suscrAi??base a la Revista BiCentenario.

Ai??