La memoria activa de Bob Schalkwijk

Andrea Villela

En revistaAi??BiCentenario. El ayer y hoy de MAi??xico, nA?m. 29-30

Durante mA?s de cinco dAi??cadas este fotA?grafo de origen holandAi??s documentA? la vida del paAi??s en rostros de personajes pA?blicos y anA?nimos, paisajes, fiestas, las olimpiadas de 1968, el crecimiento urbano, la arqueologAi??a y hasta la gastronomAi??a. Su acervo de mA?s de 400 000 piezas, muchas de ellas aA?n sin catalogar, crece a diario por la inquietud profesional de un artista que trabaja por retratar los muchos MAi??xico.

A35-3

Bob Schalkwijk, NiAi??as RalA?muri, NarA?rachi, Chihuahua, 1974. Archivo Bob Schalkwijk.

Bob Schalkwijk, nacido en Rotterdam, PaAi??sesAi??Bajos, en 1933, llegA? a MAi??xico en 1958. TrasAi??dejar sus estudios de IngenierAi??a en PetrA?leoAi??en la Universidad de Stanford, California,Ai??decidiA? residir en el paAi??s y ganarse la vida porAi??medio de su verdadera pasiA?n, la fotografAi??a,Ai??la cual habAi??a practicado desde los trece aAi??osAi??en su paAi??s natal. Su primera cA?mara fue unaAi??Baby Brownie de Kodak.

AprendiA? fotografAi??a en varios laboratoriosAi??europeos como Agfa, en Alemania, y Kodak, enAi??Francia. Por medio de una serie de contactosAi??que consiguiA? a travAi??s de la embajada de losAi??PaAi??ses Bajos en MAi??xico, conociA? personajesAi??de la escena cultural y artAi??stica capitalina enAi??momentos en que la que la llamada GeneraciA?nAi??de la ruptura se hacAi??a presente.

Schalkwijk no se limitA? a un solo tema.Ai??Los rollos del archivo datan sus primeros trabajosAi??en 1959 e incluyen tomas de la bahAi??aAi??de Acapulco, el centro histA?rico capitalino,Ai??Azcapotzalco y otros sitios alrededor de laAi??ciudad. TambiAi??n dan cuenta de una serie deAi??fotografAi??as del estado de Morelos, tomas delAi??jardAi??n Borda, de la tradiciA?n de corridas deAi??toros y la carretera, entre otros. Ese mismo aAi??o realizA? un viaje a Oaxaca donde fotografiA?Ai??parte del proceso de producciA?n del mezcal, elAi??sitio arqueolA?gico de Mitla y una serie sobreAi??producciA?n alfarera, asAi?? como la fiesta de laAi??Guelaguetza, entre otras.

Salir de la ciudad y fotografiar lo que denominA?Ai??como los muchos MAi??xico fue desdeAi??el principio el motor que hizo crecer su acervoAi??fotogrA?fico. Su interAi??s personal por fotografiarAi??lo otro, lo diverso, se sumA? a la serie de trabajosAi??por encargo. 0841-2-5 copy (542x800)Fue corresponsal de la agenciaAi??de fotoperiodismo Black Star, de Nueva York,Ai??para la que cubriA? eventos como las OlimpiadasAi??de 1968, el Festival de Cine en Acapulco,Ai??el Grand Prix y, de manera mA?s general, elAi??desarrollo industrial y urbano de la modernaAi??ciudad de MAi??xico. Para los aAi??os ai???70 trabajabaAi??como fotA?grafo de diversos artistas y de empresasAi??en fotografAi??a publicitaria.

ContemporA?neo de fotA?grafos como EnriqueAi??Bostelmann y Mariana Yampolsky, era cariAi??osamente llamado por Manuel A?lvarezAi??Bravo, el Maestro Schalkwijk.

Su mAi??todo de trabajo se caracterizA? porAi??una bA?squeda del proceso perfecto. En el A?reaAi??tAi??cnica buscA? tener el mejor equipo, tratabaAi??con el debido cuidado su dispositivo de iluminaciA?nAi??(que a la fecha funciona y utiliza)Ai??e instalA? un laboratorio en su estudio desdeAi??donde controlaba tambiAi??n el proceso de reveladoAi??e impresiA?n, ayudado por su asistente deAi??toda la vida, Javier Tinoco. Schalkwijk trabajA?Ai??con diferentes formatos ai??i??35mm, 6×6 cm, 4 xAi??5ai??? y unos pocos en formato 5 x 7ai???ai??i?? asAi?? comoAi??con diferentes marcas de cA?maras y A?pticas.Ai??La mayorAi??a de sus fotografAi??as de los primeros 20 aAi??os en MAi??xico fueron tomadas con unaAi??cA?mara Hasselblad y un par de cA?maras Leica:Ai??una para color y otra para blanco y negro. LasAi??fotografAi??as de formato grande fueron tomadasAi??con una Sinar.

Siempre ordenado en sus materiales, diseAi??A?Ai??una nomenclatura para distinguir formatos yAi??llevar cronolA?gicamente una numeraciA?n deAi??los originales en pelAi??cula, por medio de listasAi??que incluAi??an fechas y lugares.

1034 (800x647)Contenidos

Desde un inicio, la formaciA?n del archivo fotogrA?ficoAi??fue una decisiA?n compartida entreAi??Bob y su esposa Nina Lincoln. InvertirAi??anAi??parte de sus recursos en construirlo, comoAi??una inversiA?n a futuro, y crecerAi??a a partir deAi??los mA?ltiples proyectos en los que SchalkwijkAi??tuvo la oportunidad de trabajar, asAi?? como deAi??las fotografAi??as capturadas en su tiempo libre,Ai??proyectos personales y viajes. AsAi??, se ha llegadoAi??a atesorar mA?s de 400 000 fotografAi??as enAi??pelAi??cula, de las cuales cerca del 70% del materialAi??ha sido revisado. A tantos aAi??os de haberAi??sido tomadas, muchas de ellas no habAi??an sido vistas nuevamente.

Uno de los temas mA?s retratados es el deAi??los grupos indAi??genas de MAi??xico, siendo los tarahumaras los que mA?s fascinaciA?n le causaron.Ai??El conjunto de fotografAi??as tomadas durante varias dAi??cadas de viajes a la Sierra TarahumaraAi??suman 7 500, que van desde 1965 hasta 2015.

La ciudad de MAi??xico ha sido tambiAi??nAi??ampliamente retratada por Bob. Su constante transformaciA?n quedA? registrada desde elAi??primer proyecto que le fue encargado en 1963,Ai??para proveer las fotografAi??as que ilustrarAi??an elAi??libro Mexico City, editado por la casa SpringAi??Books, de Londres. QuedarAi??an tambiAi??n registradasAi??la construcciA?n de los espacios urbanosAi??como las vAi??as rA?pidas (PerifAi??rico, Viaducto, elAi??drenaje profundo), el Museo de AntropologAi??aAi??y las afectaciones ocurridas durante los sismosAi??de 1985, por mencionar algunos temas.

[...]
Para leer el artAi??culo completo, consulte la revistaAi??BiCentenario.