El mundo de los adultos

DarAi??o Fritz

postal 2Las ilusiones del mundo de los adultos estA?n iluminadas con el cambio de cada aAi??o de un cA?mulo de necesidades materiales y afectivas que se comprimen la mayor parte de las veces en aspiraciones de dinero, salud y afectos correspondidos. La de los niAi??os, traducidas en juguetes los 6 de enero, segA?n la usanza occidental, se edifican a la medida del contexto en el que van construyendo sus vidas: muAi??ecas, casas en miniatura, manualidades, en el caso de las niAi??as; el balA?n, el autito, un arma, en los varones. Eso ha sido lo tradicional que en el siglo XXI las nuevas tecnologAi??as han ayudado a transformar ai??i??a la par de fagocitar los bolsillos de los padres- por utensilios mA?s sofisticados pero que no distinguen gAi??nero: el videojuego, la consola de vanguardia y los celulares igualan las ilusiones femeninas y masculinas. Nuestra niAi??a de la foto nos lleva a ese mundo que construAi??an los adultos en la primera mitad del siglo pasado acechado por revoluciones, guerras y conflictos armados donde la propiedad de los territorios y del poder se resolvAi??a a golpe de caballerizas, espadas y birretes bonapartistas. La mujer no montaba a caballo para ir a pelear, pero colaboraba muy de cerca, mA?s por obligaciA?n que por gusto. La mirada propia que los padres depositaron sobre la ilusiA?n de la niAi??a, hoy estarAi??a fuera de lugar. En la imagen estA?n puestas las ficciones de los adultos, no las de una niAi??a. Una apreciaciA?n semiolA?gica de hoy podrAi??a decir que es el retrato del empoderamiento actual de la mujer, que no sA?lo vota como no ocurrAi??a en los momentos de la imagen, sino que en muchas sociedades desarrolladas gobierna paAi??ses, genera proyectos e ideas, gerencia empresas lAi??deres o es mayorAi??a entre estudiantes y graduados de carreras universitarias. La inocencia de la niAi??a transmite una mirada inteligente hacia alguien. AquAi?? tienen su foto, parece decir, ya dAi??jenme con mis ilusiones infantiles que no son las de ir a la guerra.Ai??

SuscrAi??base a BiCentenario.