Editorial # 16

BiCentenario #16

Hoy invitamos a los lectores de BiCentenario a hacer un recorrido por nuestro ayer en regiones muy alejadas del centro de MAi??xico, tan remotas e incomunicadas que, a raAi??z de la guerra con Estados Unidos, no las pudimos conservar. AsomAi??monos a Texas, donde la inundaciA?n de 1819 en la pequeAi??a villa de San Antonio nos permitirA? entender las razones de la provincia para independizarse de EspaAi??a. Sigamos luego a Nuevo MAi??xico, donde varias dAi??cadas despuAi??s la carta de un joven oficial estadunidense allAi?? estacionado nos deja ver no sA?lo el desabrigo en que se hallaban esas tierras sino las amenazas del vecino del norte sobre la soberanAi??a nacional.

La desintegraciA?n de la geografAi??a mexicana en el siglo XIX fue tambiAi??n una dura realidad en el caso del sureste. Vayamos asAi?? al ayer de Tabasco, Campeche y YucatA?n, que en buena medida tuvieron que arreglA?rselas para vivir la centuria lo mejor que pudieron y supieron sacar partido de los obstA?culos. ai???Mujer de altos vuelosai??? relata la historia de Dolores Correa, tabasqueAi??a que reconocAi??a como primordiales las labores de esposa y madre, pero tambiAi??n comprendAi??a que no todas las mujeres estuvieran interesadas en ellas y dio el ejemplo como maestra y poeta. ai???De fotA?grafos y fotografAi??as en Campecheai??? revela manifiestamente los rostros de esta ciudad, lo mismo que ai???MAi??rida Ai?? la parisienneai???, donde el tema es la influencia francesa que dominA? en esta capital durante los aAi??os del Porfiriato.

Fiel a su nombre, BiCentenario gusta de festejar las fechas importantes de que estA? llena nuestra historia. Rememora asAi?? en la ciudad de Jalapa la celebraciA?n de los primeros cien aAi??os del natalicio de Benito JuA?rez en 1906, los 150 aAi??os de la batalla del 5 de mayo, cuando las tropas liberales mexicanas dirigidas por el general Ignacio Zaragoza derrotaron al poderoso ejAi??rcito francAi??s enviado por NapoleA?n III ai??i??muy a pesar de las intrigas de la oposiciA?n conservadoraai??i?? y probaron al mundo la decisiA?n nacional de sostener la independencia, y los recientes 100 aAi??os del Plan de Ayala suscrito por Emiliano Zapata a fines de 1911, cuyo lema ai???Tierra y Libertadai??? convocA? a muchos campesinos a sumarse a la RevoluciA?n mexicana y se convirtiA? desde entonces en bandera de las mayorAi??as desprotegidas.

Ahora bien, como no todo es orgullo y diversiA?n en nuestra historia, y acercarnos a los hechos nos permite conocernos mejor y hallar soluciones para el presente, nuestra revista aborda ademA?s temas mA?s difAi??ciles, como los que aparecen en el artAi??culo titulado ai???El Hospital Morelos y las mujeres ai???incorregiblesai??i?? en tiempos posrevolucionariosai???, o el cuento ai???El jusiladoai???, que patentiza que el temor a la violencia y la violencia misma han regido en momentos distintos de nuestro pasado.

Otro objetivo importante de BiCentenario es explorar el hoy de MAi??xico con ojos crAi??ticos y a la vez constructivos. Recomendamos por eso la lectura del artAi??culo ai???A?QuiAi??n triunfarA? en los comicios del 2012?ai???, que nos ayuda a reflexionar sobre las ya prA?ximas elecciones presidenciales, y la entrevista ai???Taxi Libre(rAi??a). Biblioteca sobre ruedasai???, la cual nos permite advertir la confianza de muchos de nosotros en la educaciA?n, a travAi??s de la voz de un taxista de la ciudad de MAi??xico.

Por A?ltimo, BiCentenario invita a sus lectores a preparar las recetas que vienen en la secciA?n ai???La capirotada en MAi??xico en los siglos XIX y XXai???. Son propias del tiempo de Cuaresma, cuando se acostumbran a disfrutarai??i?? Por lo mismo, nada mA?s nos resta decir a los lectores: A?Buen apetito!

Ana Rosa SuA?rez ArgA?elloAi??
Instituto Mora