Archivo de la categoría: BiCentenario #1

Sumario #1

EDITORIAL  Luis Jauregui

ARTíCULOS

La fiesta de la Conquista /María José Garrido Asperó

Los últimos días del cura Hidalgo / Graziella Altamirano Cozzi

Y se hizo la imagen de Hidalgo… / Laura Suárez de la Torre

De vuelta a la vida cotidiana / Ma. Esther Pérez Salas C.

Los niños de Pancho Villa / Guadalupe Villa Guerrero

DESDE HOY

¡La historia patria ha muerto! ¡Viva la historia patria!/ Leticia Calderon Chelius

DESDE AYER

Utilidad y ventaja de los periódicos

Receta 1: Aceite de perfecto amor

Receta 2: Orejas de vaca rellenas

CUENTO HISTÓRICO

Por su voluntad y libremente / Ana Suárez

ARTE

Una lección de historia. La Revolución Mexicana en la pintura mural / Guadalupe Villa Guerrero

ENTREVISTA

Andrea Palma. Una entrevista/ Eugenia Meyer

A?La Historia Patria ha muerto! A?Viva la Historia Patria!

Leticia CalderA?n Chelius -Ai??Instituto Mora

En revistaAi??BiCentenario. El ayer y hoy de MAi??xico, nA?m. 1.

6. La historia patria ha muerto, viva la historia patria, Leticia CalderA?n Chelius, No. 1

En diciembre de 1998, Fidel Castro, jefe del gobierno cubano, causA? revuelo entre la opiniA?n pA?blica cuando declarA? que los niAi??os mexicanos conocAi??an mejor a Mickey Mouse que a los hAi??roes de su historia patria. Este comentario, por demA?s imprudente viniendo de un jefe de estado, se dio en el marco de una disputa verbal entre el gobierno cubano y el mexicano, ante una serie de cambios en la polAi??tica exterior de MAi??xico hacia la isla. MA?s allA? del revuelo que causA? la declaraciA?n, la realidad es que el punto que sobresalAi??a en este comentario coincidiA? con un cambio de lo que durante dAi??cadas fue una de las fibras mA?s sensibles de la identidad nacional, basada fuertemente en un culto a la historia nacional y que, precisamente en el periodo del comentario abrupto de Fidel Castro, entraba en una nueva Ai??poca. desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) se iniciA? un cambio profundo en la interpretaciA?n, estudio y manejo de la historia como uno de los baluartes del grupo en el poder, que hasta entonces se reconocAi??a como heredero directo de la RevoluciA?n Mexicana. Durante ese periodo, se eliminA? de los documentos oficiales el lema ai???sufragio efectivo, no reelecciA?nai???, como un acto al parecer superficial; pero, dado el peso que dicha consigna tiene en la historia mexicana, su eliminaciA?n implicA?, de facto, declarar simbA?licamente el fin de la continuidad de la Ai??lite polAi??tica priAi??sta como portadora del discurso revolucionario.

[...]

Para leer el artAi??culo completo,Ai??suscrAi??base a la Revista BiCentenario.