Archivo de la categoría: Por amor a la Historia

Por amor a la historia 14

Don Luis Osorio

Don Luis Osorio

Don Luis Osorio, responsable del Archivo Diocesano de la Catedral de Campeche y a cargo del orden y la preservaciA?n de los papeles de este templo, se ocupa de dar a conocer a los campechanos, a travAi??s de folletos, algunos datos curiosos y relevantes de su historia. Su interAi??s le ha llevado a hacer investigaciones diversas. EstudiA? asAi?? las lA?pidas de la catedral, a partir de lo cual desarrollA? la genealogAi??a de 50 personas. Y ante el desconocimiento de quAi?? santos or- namentaban la fachada se dio a la tarea de averiguar a quienes representaban, pues, si bien la construcciA?n comenzA? en el siglo XVII, a nadie le habAi??a interesado a lo largo de los aAi??os; descubriA? que una de las esculturas corresponde a Santa Margarita de AntioquAi??a, en honor a la principal donante que llevaba ese nombre, y la otra es de San JosAi??, en honor de Joseph Manuel NA?jera del Castillo, quien se hizo responsable de los gastos para concluir la obra de la Catedral.

Por amor a la historia (14)

Don Luis Osorio

Don Luis Osorio

 

Don Luis Osorio, responsable del Archivo Diocesano de la Catedral de Campeche y a cargo del orden y la preservaciA?n de los papeles de este templo, se ocupa de dar a conocer a los campechanos, a travAi??s de folletos, algunos datos curiosos y relevantes de su historia. Su interAi??s le ha llevado a hacer investigaciones diversas. EstudiA? asAi?? las lA?pidas de la catedral, a partir de lo cual desarrollA? la genealogAi??a de 50 personas. Y ante el desconocimiento de quAi?? santos ornamentaban la fachada se dio a la tarea de averiguar a quienes representaban, pues, si bien la construcciA?n comenzA? en el siglo XVII, a nadie le habAi??a interesado a lo largo de los aAi??os; descubriA? que una de las esculturas corresponde a Santa Margarita de AntioquAi??a, en honor a la principal donante que llevaba ese nombre, y la otra es de San JosAi??, en honor de Joseph Manuel NA?jera del Castillo, quien se hizo responsable de los gastos para concluir la obra de la Catedral.

Por amor a la historia: ZimatlA?n

ZimatlA?n

ZimatlA?n

 

El maestro Edmundo Aquino, originario de ZimatlA?n, Oaxaca, y autor conno- tado de litografAi??a y grabado, quiso sa- ber el significado del nombre del pueblo donde naciA?:

Nunca nos lo enseAi??aron. Y A?cA?mo habrAi??an de enseAi??arnos algo que no sabAi??an? La oscuridad nos invadiA?, no sabAi??amos que los orAi??genes de nues- tro pueblo venAi??an de la cultura zapo- teca [...] Tampoco sabAi??a que el idioma que hablaban algunas gentes del pueblo y campesinos que venAi??an los dAi??as miAi??r- coles de mercado era el zapoteco (zaa). Y menos que los tepalcates, pedazos de figuras y caras de barro, que hallaban en los terrenos del pueblo y del campo, pertenecAi??an a la cultura zapoteca.

De manera que se puso a investigar y de su esfuerzo resultA? una pequeAi??a monografAi??a titulada ZimatlA?n. Lugar de la raAi??z del frijolA?n, prologada por el Dr. Miguel LeA?n Portilla, quien nos hace ver cA?mo este trabajo contribuye a fortalecer la identidad de la poblaciA?n y Ai??sta serA? mA?s prA?spera y feliz si afianza su raAi??z de cultura en su propia identidad.

 

Cuentos para sobrevivir al Bicentenario

A la venta y en exclusiva:

Cuentos para sobrevivir al Bicentenario

Cuentos para sobrevivir al Bicentenario

El Instituto Mora se congratula por presentar este libro de cuentos, resultado del Taller de Artificios al que da albergue en su sede principal y que coordinan Ana SuA?rez y Arturo SigA?enza. La propuesta de constituir este taller de narrativa literaria surgio del hallazgo, a partir del trabajo para BiCentenario. El ayer y hoy de MAi??xico, revista que el Instituto publica desde 2008, de que los cuentos histA?ricos que en el pasado tuvieron un importante espacio en nuestra literatura se trabajan muy poco actualmente, y del convencimiento de que bien valAi??a la pena impulsarlos. No solo porque el cuento es el gAi??nero literario mA?s antiguo, que conserva aA?n gran vigor, sino porque al vincularlo con la historia produce resultados originales y de sumo atractivo para la mayorAi??a de los lectores.

Los cuentos reunidos en Para sobrevivir al Bicentenario forman un crisol de voces preocupadas por el devenir histA?rico y por su actualidad, con temas que van desde la visiA?n futurista y la anAi??cdota familiar, hasta la parodia humorAi??stica y el rescate de personajes y asuntos del pasado. Todos ellos provocan emociones tan distintas que representan y ponen de manifiesto la estrecha relaciA?n que existe entre la Historia y la Literatura, conjugando asAi?? el compromiso social de los autores y el goce del lector que tiene en sus manos esta oportuna antologAi??a

Dr. Luis JA?uregui
Director General del Instituto Mora
Para informes sobre la venta del libro, en la LibrerAi??a del Instituto Mora o en el correoAi??anasuareza@gmail.com

Del secreter del abuelo

Instituto LingA?Ai??stico Cortina

Instituto LingA?Ai??stico Cortina

Enero 23 de 1956

Muy estimado seAi??or SuA?rez:

Ahora que estA? usted empezando a estudiar idiomas por medio del mAi??todo psicolA?gico natural CORTINA quiero dirigirle la presente para ayudarle a realizar su deseo de llegar a dominar otro idioma en el menor tiempo posible.

El mAi??todo Cortina es un producto cientAi??fico, nacido del genio del conde Rafael DAi??az de la Cortina y del cAi??lebre inventor Tomas Alva Edison. Desde hace mA?s de 72 aAi??os este mAi??todo ha ido renovando la pedagogAi??a moderna para evitar al alumno todo esfuerzo inA?til. [ai??i??] Es importante que se cerciore usted de que su tocadiscos estAi?? bien nivelado, ya que en caso contrario los discos Cortina, asAi?? como cualquier otro disco que usted toque en Ai??l, se gastarA?n con mA?s rapidez. El tocadiscos debe estar en posiciA?n perfectamente horizontal para garantizar una reproducciA?n perfecta. En esta forma evitarA? tambiAi??n que brinque la aguja y se escuchen ruidos desagradables en la reproducciA?n.

Quiero aprovechar esta ocasiA?n para recordarle que mis colaboradores y yo estamos a sus A?rdenes para ayudarle en cualquier aspecto de sus estudios. ConsA?ltenos sus dudas. Nos darA? mucho gusto poderle ser A?tiles.

Le saluda muy cordialmente su amigo,

Ernesto S. Maurer

Director